HEKINAH DEGUL

HEKINAH DEGUL

“Hekinah Degul” (2013)

Creación y Dirección: David Espinosa.

Colaboración: África Navarro, Diego Dorado.

Espacio: David Espinosa / AiR Maquetas y proyectos de arquitectura.

Música y sonido: Santos Martínez y David Espinosa.

Video: Diego Dorado y David Espinosa.

Producción: El Local Espacio de Creacion / Festival Escena Contemporanea 2013, con la colaboración del Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya.

Distribución: M.O.M.-El Vivero

El proyecto es una instalación interactiva que deriva del trabajo escénico “Mi Gran Obra”, en el que construimos un espectáculo de gran formato a escala H0, utilizando figuras humanas en miniatura. “Hekinah Degul” son las palabras que los habitantes de Liliput gritaban a Gulliver cuando despertó. Hemos cogido la novela de Swift como base para plantear diversas escenas ficticias en espacios reales, utilizando las figuras humanas para maquetas de trenes como protagonistas, y poniéndolas en relación a personas reales y objetos a otra escala, generando materiales que expliquen la propuesta, que la complementen o que abran nuevos discursos, con el fín de potenciar aún más el cuestionamiento de la escala, de lo espectacular, y de los límites de lo teatral.

El espectador asistirá a una sala de exposiciones o espacio real (casa, oficina, hall del teatro…), y recibirá unas instrucciones para realizar un recorrido en el que encontrará diferentes escenas hechas con miniaturas y objetos reales, en algunas de las cuales podrá intervenir activando mecanismos de movimiento, o necesitando hacer alguna cosa para que el visionado sea correcto (usar una lupa o microscopio, interactuar con una grabación en vivo…) En cada escena se podrá detener el tiempo que desee, sin que haya un orden preestablecido. El espectador habitará el lugar conforme a su necesidad, dentro de las horas determinadas y respetando un máximo de visitantes simultáneos.

Seguramente Los viajes de Gulliver sea una de las mejores sátiras de la historia de la literatura, y en especial de la literatura utópica. Se tiene una imagen un tanto infantil de la obra, pero encierra un discurso irreverente y moderno, muy adecuado para los tiempos que estamos viviendo. Evidentemente no quisiéramos hacer una adaptación del libro, sino utilizar los viajes del personaje por esos cuatro mundos como inspiración para diseñar el recorrido que haga el espectador en el espacio, encontrando en los diferentes rincones del lugar esos pequeños seres que le propondrán distintas acciones, que esperamos le haga cuestionarse algunos aspectos de sus valores y comportamientos.

Anuncios